VIOLETA PARRA,

INSIGNE MUJER DE NUESTRA TIERRA

Algunos Aspectos de su Vida
 

Violeta del Carmen Parra Sandoval, hija de un Profesor de Música, don Nicanor Parra y de una Costurera y Cantora, doña Clarisa Sandoval Navarrete, nació el 4 de octubre de 1917, en una humilde casa de calle Roble Nº 531 en San Carlos, según consta su inscripción en la página 197, Lugar 112 del 25 de octubre de 1917, en el Registro Civil de esta ciudad. Violeta Parra tuvo ocho hermanos de padre y madre más dos medio hermanas, hijas de su madre y su primer esposo, del que enviudó.

La niñez de Violeta y sus hermanos no fue fácil, ya que debido a la modestia y a las precarias condiciones económicas debieron trabajar desde muy pequeños. Sin embargo siempre vivían rodeados de un ambiente artístico, ya que su padre tocaba violín y piano, según Violeta era el mejor folclorista de la región, y su madre cantaba hermosas canciones campesinas mientras realizaba sus quehaceres domésticos.

A los 12 años la niña Violeta ya comienza a componer canciones, las que con el tiempo se transforman en un Inmenso legado al patrimonio cultural de Chile, entre las que se encuentran “Gracias a la Vida”, “Volver a los 17” y “Casamiento de negros”.

Violeta tuvo un breve paso por la Escuela Normal, después cantó en improvisados circos y negocios de la capital. A mediados de los años 50 obtuvo el Premio "Caupolicán" como la mejor folclorista del año. Representó al país en Francia y en Polonia en el Festival de la Juventud. Recorrió diversos países europeos. En Francia editó discos y dictó clases en la Universidad de la Sorbona. En Paris en 1964 presenta en el Museo de Louvre su famosa exposición de tapices y arpilleras.

En 1957, la Universidad de Concepción la invita a estudiar el folclore de la zona. La gran Violeta fue un artista de profundo contenido humano que se destacó en diferentes técnicas artísticas en las cuales incursionó. Su gran cualidad es que su creación folclórica es de tal calidad y sentimiento; que traspasa las fronteras nacionales transformándose en un verdadero mito viviente a varios años ya de su desaparición.

Violeta Parra muere el 5 de febrero de 1967. Se suicida en su Carpa de la Reina a la edad de cincuenta años. Tres años más tarde es editado su libro Décimas, por impulso de su hermano Nicanor.

Violeta ya no está con nosotros, pero nos dejó sus penas, alegrías, fracasos y triunfos. En sus creaciones vemos reflejado todo el dolor y sufrimiento que su especial sensibilidad lograba captar.

 

Casa de Violeta Parra

Casa donde nació Violeta Parra

La Casa donde nació Violeta Parra Sandoval se encuentra ubicada en la calle Roble en los números 535-531 y está considerada como Monumento Histórico Nacional, según consta en el Sitio Web del Consejo de Monumentos Nacionales de Chile  www.monumentos.cl de acuerdo a la siguiente clasificación:

 

COMUNA DE SAN CARLOS

Monumento Histórico

Decreto Nº

Fecha

1

Casa donde nació Violeta Parra. c/El Roble Nº535-531.Comuna de  San Carlos.

DS 668

29/09/1992

 

Parque Violeta Parra

Letrero Construcción Parque Violeta Parra A un costado de la Ruta 5 o Carretera Panamericana se está construyendo el Parque Violeta Parra,  en homenaje a la memoria de nuestra gran folclorista.    El parque está destinado a formar parte del borde urbano de la ciudad,  como espacio amortiguador del gran impacto causado por la carretera en la vida urbana.   Así,  se pretende contar a futuro con un espacio arbolado que señale los límites habitados de la ciudad.     

En nuestro parque en proyecto,  hay áreas verdes ya plantadas con la configuración de un parque botánico nativo,  y áreas recreacionales y monumentales de desarrollo futuro.  Se ha determinado la construcción de una Plaza Monumental central,  que albergue una Casa del Arte de Violeta y una Feria de la Tierra como elementos que acojan la pasada de visitantes al circuito turístico y cultural de la ciudad,  con la amistad de la gente de San Carlos. 

                            El parque homenaje tiene un motivo central en su fundamento,  de acogida a esta personalidad controversial y combativa que se alberga en la tierra de su origen mas inocente y primigenio,  y parafraseando la dedicatoria de El Principito de Saint Exupéry:  "a Violeta,  cuando era niña".      

                               Se pretende la recuperación de especies vegetacionales en riesgo de extinción dentro de la rica variedad de árboles y arbustos de nuestra flora endémica.  Se han considerado tres sectores en que se encuentran representados tres espacios naturales de nuestra patria:  el norte,  centro y sur del país,  mediante la plantación de especies de esas áreas,  como pimientos, algarrobos y tamarugos del norte,  quillayes o bellotos del centro,  y araucarias,  alerces,  guindos santos del sur.   La recuperación de especies vegetales pretende emular la tarea de recuperación cultural de Violeta,  trayendo estas especies en parte en tránsito de olvido,  a la ciudad y al mundo de hoy,  que pasa por la Ruta 5.   Así,  se acoge a la comunidad y al visitante en  multicanchas y centros de exposiciones y degustaciones de productos de nuestra tierra, constituyéndose en un punto de encuentro de sancarlinos y visitantes.

 

Subir